«Juicios de abusividad: la nueva doctrina europea»

Cómo el TJUE busca erradicar la abusividad en los juicios

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha tenido que establecer una doctrina clara en relación a los juicios de abusividad que se están produciendo en Europa. Si bien es cierto que hasta ahora no había una directriz clara al respecto, el TJUE ha querido hacer énfasis en la necesidad de que cada caso sea estudiado de manera particular para poder erradicar cualquier tipo de abusividad en los juicios.

Una sentencia del TJUE en la que se establece la doctrina europea sobre este problema ha dejado, por tanto, en manos de los tribunales la responsabilidad de analizar cada caso en profundidad. Esto significa que un juicio en el que se presuma que hay abusividad deberá ser estudiado con detenimiento para poder determinar si se están infringiendo de manera alguna los derechos de las personas en el marco del juicio.

Por qué es importante la doctrina europea sobre abusividad

La doctrina europea sobre abusividad es esencial en estos tiempos, ya que estas prácticas están afectando a un gran número de personas que se ven, muchas veces, abocadas a situaciones injustas por cuenta de los tribunales. De hecho, se dan casos en los que los jueces aplican leyes de ámbito superior, como puede ser una ley europea, sin informar adecuadamente a la parte contraria del proceso, lo que supone una clara vulneración del derecho a la información.

En este sentido, la doctrina europea establece que los tribunales deben ofrecer información adecuada y suficiente a todas las partes en el momento de ejercer el derecho de defensa, tanto si se trata de un juicio civil, penal, administrativo o contencioso-administrativo. Asimismo, se establece que toda persona que participe en un proceso judicial debe tener acceso a los recursos necesarios para poder ejercer sus derechos.

Claves para detectar abusividad en los juicios

La abusividad en los juicios se puede detectar de diversas maneras. Una de ellas es comprobar si se han producido vulneraciones de derechos fundamentales, como puede ser el derecho a la defensa o a la tutela judicial efectiva. Asimismo, los tribunales no pueden aplicar sanciones económicas desmesuradas o que supongan una evidente desproporción con respecto al delito o infracción cometidos.

En caso de duda o de sospecha de abusividad por parte de los tribunales, las personas implicadas pueden acudir a profesionales especializados que les ayuden a detectar cualquier tipo de ilegalidad en el proceso judicial. Asimismo, conviene recordar que el TJUE ha dejado en manos de los tribunales la resolución de estos casos, lo que significa que cada caso se estudiará de manera particular para poder garantizar los derechos fundamentales de todas las partes implicadas.

Deja un comentario