Jubilación Anticipada Tras Subsidio +52: ¡Conoce Requisitos y Penalizaciones!

La jubilación anticipada para mayores de 52 años, una posibilidad para aquellos que quieran salir del mercado laboral antes de tiempo, se convierte en una realidad tras finalizar el subsidio correspondiente. La Seguridad Social permite, bajo ciertas condiciones, la posibilidad de acceder a este tipo de jubilación, aunque debemos tener en cuenta que existen importantes penalizaciones.

¿Cuáles son los requisitos para la jubilación anticipada?

Para poder optar a la jubilación anticipada después del subsidio para mayores de 52 años, se deben cumplir los siguientes requisitos:

– Haber cotizado al menos 35 años a la Seguridad Social.
– Estar inscrito como demandante de empleo durante al menos seis meses.
– Haber realizado un trabajo efectivo de al menos 33 años, si dicho trabajo tiene coeficientes reductores en la edad de jubilación.

En caso de que se cumplan los requisitos mencionados, el subsidio para mayores de 52 años se convierte en una especie de puente para poder acceder a la jubilación anticipada. De esta forma, se puede solicitar la pensión correspondiente, aunque siempre teniendo en cuenta las penalizaciones que se producirán sobre la misma.

Penalizaciones en la pensión de jubilación anticipada

Acceder a la jubilación anticipada puede ser tentador para muchas personas, pero es importante tener en cuenta que la pensión sufrirá importantes penalizaciones. En concreto, cada mes de anticipación a la edad ordinaria de jubilación supondrá una reducción del 0,25% sobre la pensión.

Además, si se han cotizado menos de 35 años, se aplicará un coeficiente reductor sobre la pensión. Este coeficiente disminuirá la pensión de tal forma que, si se ha cotizado un mínimo de 33 años y no se han cumplido los 35 exigidos, se reducirá un 1,625%.

¿Qué significa todo esto en términos económicos?

Para entender el impacto que tienen estas penalizaciones sobre las pensiones de jubilación anticipada, podemos poner un ejemplo. Si una persona decide acceder a la jubilación anticipada cinco años antes de la edad ordinaria de jubilación, su pensión se reducirá en un 12,5%. Si, por ejemplo, la pensión que correspondería a esa persona a los 67 años de edad (edad ordinaria de jubilación) fuese de 1.000€, la pensión de jubilación anticipada a los 62 años sería de 875€.

En resumen, la posibilidad de acceder a la jubilación anticipada después del subsidio para mayores de 52 años es una opción que, ciertamente, puede ser atractiva para muchas personas que quieran salir del mercado laboral antes de tiempo. Sin embargo, es importante tener en cuenta las importantes penalizaciones que sufrirá la pensión, y reflexionar acerca de si, efectivamente, merece la pena.

Deja un comentario