«¡Descubre la ayuda de 10.080€ del SEPE para desempleados sin paro ni hijos!»

El SEPE lanza un subsidio por desempleo para trabajadores con pocos réditos

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ha anunciado un nuevo subsidio por desempleo para aquellas personas que no hayan cotizado lo suficiente para acceder a una prestación contributiva. La medida ha sido adoptada como parte de las políticas de ayuda económica destinadas a las personas afectadas por la crisis sanitaria del COVID-19.

Este subsidio, que viene a responder a las necesidades de los trabajadores con pocos réditos, establece unas pautas y requisitos que deberán cumplirse para poder acceder a la ayuda.

Aquellos trabajadores que hayan agotado la prestación por desempleo o el Plan Prepara, y que no reúnan los requisitos necesarios para acceder a la prestación contributiva, podrán solicitar este nuevo subsidio estatal por desempleo.

Entre las medidas adoptadas por el SEPE, se incluye la exención de la obligación de haber cotizado un mínimo de 360 días. En cambio, el requerimiento se reduce a 90 días cotizados en los últimos 7 años, lo que facilitará el acceso de gran parte de los solicitantes a la ayuda.

Además, el SEPE ha establecido una cuantía base para el subsidio, que ascenderá a un valor de 430 euros. Los trabajadores que acrediten tener cargas familiares, recibirán un pago adicional por cada miembro de la unidad familiar a su cargo.

Del mismo modo, se ha establecido un límite máximo de tiempo para percibir el subsidio, que dependerá de las cotizaciones realizadas por cada solicitante. De esta manera, se busca equilibrar las necesidades de los trabajadores afectados por la crisis sanitaria, sin que ello implique un coste excesivo para las arcas estatales.

En la misma línea, esta nueva ayuda se podrá combinar con otras ayudas y programas de formación, orientación y empleabilidad ofrecidos por el SEPE.

Asimismo, se han establecido una serie de requisitos indispensables para poder solicitar el subsidio. Estos requisitos se detallan a continuación:

– Estar inscrito como demandante de empleo y no haber rechazado ninguna oferta laboral adecuada en los últimos 3 meses.
– Haber agotado la prestación por desempleo o el plan Prepara, y no reunir los requisitos necesarios para acceder a la prestación contributiva.
– Haber cotizado un mínimo de 90 días en los últimos 7 años.
– Solicitar el subsidio dentro de los 15 días hábiles desde que se produce el cese en el trabajo.

Con la adopción de este nuevo subsidio, el SEPE busca dar respuesta a las necesidades de los trabajadores con pocos réditos, que se han visto afectados de manera especial por la crisis sanitaria del COVID-19. La medida pretende aportar una ayuda económica puntual que permita hacer frente a un momento complicado, así como aportar nuevas herramientas de formación y orientación para acceder a nuevas oportunidades laborales.

Deja un comentario