Clece apuesta por mayores de 45: empleo estable en limpieza y ayuda a domicilio

Clece apuesta por la inclusión laboral de personas de todas las edades

El grupo multiservicio Clece, enfocado en ofrecer soluciones integrales tanto a particulares como empresas, ha dado un paso más allá en su política de inclusión laboral y ha decidido no excluir a personas mayores de 45 años en sus ofertas de empleo para limpiadores y auxiliares de ayuda a domicilio.

Esta decisión, hay que destacar, es importante en un contexto en el que la discriminación por edad sigue siendo una realidad en muchos ámbitos laborales. Según los datos del INE, en 2020 la tasa de paro en España en el grupo de edad de 55-64 años era del 8,62% frente al 14,24% en el grupo de 25-54 años. Por tanto, muchas personas experimentan dificultades a la hora de encontrar trabajo, precisamente, por su edad.

Clece se une a una tendencia al alza en empresas comprometidas con la inclusión. Cada vez son más las compañías que creen en la diversidad, no sólo de género sino también de edad, formación, procedencia, etc., y que apuestan por una contratación más inclusiva y justa.

La contratación sin exclusiones por edad beneficia tanto a las empresas como a los trabajadores, ya que aporta diversidad al equipo y a la vez aumenta el compromiso y la fidelidad de trabajadores con más experiencia. Además, en el caso concreto de Clece, todos los trabajadores contratados en estas ofertas de empleo pueden disfrutar de un contrato indefinido, lo que supone una estabilidad laboral difícil de encontrar en otros empleos precarios.

Qué se necesita para trabajar en Clece

Si estás interesado/a en trabajar en Clece, debes saber que, aunque no se excluya a nadie por su edad, hay ciertos requisitos que es preciso cumplir.

Para ser limpiador/a, se pide experiencia previa en limpieza, capacidad de trabajar en equipo y disponibilidad horaria. El trabajo implica tanto la limpieza de oficinas como de domicilios particulares, por lo que tener carnet de conducir y vehículo propio puede ser ventajoso.

Por su parte, para ser auxiliar de ayuda a domicilio, es necesario contar con titulación en formación profesional de Grado Medio en atención sociosanitaria a personas en el domicilio o similar, experiencia previa en atención a personas mayores y tener capacidad de trabajo en equipo. Carácter resolutivo, habilidades sociales y comunicativas y capacidad de organización son otras habilidades destacadas para este puesto.

En resumen, Clece se convierte en una empresa referente en inclusión laboral, demostrando su compromiso social con la contratación sin exclusiones por edad. Animamos a otras compañías a seguir su ejemplo y a apostar por contrataciones más inclusivas y justas.

Deja un comentario