¡Alerta conductores! Enfermedades que te pueden costar el carnet y multas en España

La Dirección General de Tráfico avisa del listado de enfermedades por el que los conductores podrían perder o no renovar el carnet de conducir

La conducción es una actividad que implica una gran responsabilidad y requiere de una buena salud para poder llevarla a cabo de manera segura. La Dirección General de Tráfico (DGT) ha publicado un listado de enfermedades que podrían afectar a la capacidad de los conductores para conducir. Si un conductor es diagnosticado con alguna de estas enfermedades y no comunica a la DGT, podría enfrentarse a multas y sanciones.

Las enfermedades que podrían afectar a la capacidad de conducción son aquellas que afectan al sistema nervioso, enfermedades psiquiátricas, enfermedades del corazón, enfermedades respiratorias y otras enfermedades crónicas. Estas enfermedades pueden afectar la capacidad de un conductor para reaccionar adecuadamente, mantener el control de un vehículo o incluso mantenerse consciente durante la conducción.

¿Qué enfermedades podrían afectar la capacidad de conducción?

Las enfermedades más comunes que podrían afectar la capacidad de conducción son las siguientes:

1. Epilepsia: La epilepsia es una enfermedad que se caracteriza por convulsiones o ataques epilépticos. Los conductores que sufren de esta enfermedad deben haber estado sin ataques y sin medicamentos antiepilépticos durante al menos 1 año antes de poder conducir.

2. Diabetes: La diabetes es una enfermedad crónica que afecta los niveles de azúcar en la sangre. Los conductores diabéticos pueden experimentar hipoglucemia o hiperglucemia, lo que podría afectar a su capacidad de conducción. Es importante que los conductores diabéticos controlen sus niveles de azúcar en la sangre antes de conducir.

3. Enfermedades cardiovasculares: Las enfermedades cardiovasculares, como la hipertensión arterial, la insuficiencia cardíaca y la enfermedad coronaria, pueden limitar la capacidad de un conductor para realizar un esfuerzo físico. Los conductores con enfermedades cardiovasculares deben consultar con su médico antes de conducir para determinar si son aptos para conducir.

¿Qué sanciones pueden recibir los conductores que conduzcan enfermos?

Los conductores que conduzcan enfermos sin el debido informe médico podrían enfrentarse a multas y sanciones. Las multas por conducir con una enfermedad no declarada podrían oscilar entre los 200 y los 500 euros. Además, los conductores que conduzcan enfermos y provoquen un accidente podrían enfrentarse a un delito contra la seguridad del tráfico, lo que podría llevar a una pena de prisión y la retirada del carnet de conducir por un período determinado.

Conclusión

Los conductores tienen la responsabilidad de conducir con precaución y estar en buen estado de salud. La DGT ha publicado un listado de enfermedades que podrían afectar a la capacidad de los conductores para conducir. Es importante que los conductores informen a la DGT si padecen alguna enfermedad que pueda afectar a su capacidad de conducción y sigan las recomendaciones médicas para poder conducir de manera segura. No hacerlo puede resultar en multas y sanciones que podrían evitarse.

Deja un comentario