«Alerta 2021: Peugeot y Citroën, fallo costoso en modelos post-2015 en DailyJobs.es»

Alerta para propietarios de Peugeot y Citroën: fallos técnicos detectados en algunos modelos pueden costar hasta 2.000 euros su reparación

Si acabas de comprar un Peugeot o Citroën construido en 2015 o posterior, presta atención, porque podrías estar en riesgo de experimentar un fallo técnico en el vehículo que podría llegar a costarte 2.000 euros en reparaciones.

Este fallo técnico potencialmente costoso ha sido descubierto por los ingenieros y técnicos de las marcas de coches francesas y se refiere a un problema con los sistemas de refrigeración y lubricación del motor.

Los coches afectados son algunos modelos de las marcas Peugeot y Citroën comprados a partir del año 2015. Aunque en realidad se ha detectado un amplio abanico de modelos afectados, los propietarios de los siguientes están en particular riesgo de experimentar este problema: Peugeot 2008, 208, 308, 3008 y 508; Citroën C3, C4, C4 Picasso, C5 y DS4.

El problema en cuestión se identifica simplemente mediante la presencia de un ruido anormal en el motor, similar al chirrido de una correa de transmisión. Los técnicos han descubierto que el ruido se debe a un problema en la bomba de agua y en el sistema de lubricación, que puede llegar a repararse únicamente mediante el reemplazo de la bomba de agua y de los elementos afectados por la corrosión.

Los propietarios de estos modelos que experimenten este problema deberían llevar su coche a un distribuidor de Peugeot o Citroën lo antes posible, en caso de observar cualquier ruido anómalo en el motor, pues la sustitución de la bomba de agua puede costar hasta 2.000 euros.

La reparación de este fallo puede suponer hasta 2.000 euros.

Además, los propietarios deberían mantenerse atentos a sus notificaciones de seguridad de su automóvil, pues la marca está trabajando para implementar un llamado a revisión obligatorio en los modelos afectados. Si tienes dudas sobre si tu vehículo se encuentra entre los modelos afectados, consulta con el distribuidor de Peugeot o Citroën más cercano a ti.

En resumen, ¿qué hacer si posees un Peugeot o Citroën construido en 2015 o posterior? Comprueba que tu vehículo no tiene ruidos anómalos en el motor, y en caso de experimentarlos, lleva tu coche a un distribuidor de Peugeot o Citroën lo antes posible. Mantente alerta a las notificaciones de seguridad y asegúrate de que tu vehículo esté incluido en cualquier llamado a revisión de seguridad. Con precaución y buena planificación, podrás evitar cualquier coste innecesario en reparaciones y disfrutar de tu vehículo de forma segura durante muchos años más.

Deja un comentario